sRGB: el ajuste imprescindible para publicar tus fotos en Internet

sRGB

Aplicar un buen revelado digital es imprescindible para que tus fotografías luzcan tal y como las imaginaste en tu cabeza. Pero, ¿te has planteado alguna vez si cuando las publicas en internet lucen igual de bien en los monitores de quienes ven tus fotos?

El significado de los colores

Como fotógrafo este es un punto que debe preocuparte y mucho. Después de tomar la fotografía de tu vida, esa foto que llevabas soñando desde la primera vez que tuviste una cámara entre las manos, es imprescindible que sea admirada exactamente como la concebiste.

Por ponerte un ejemplo, imagínate que Steven Spielberg, cuando montó la “La lista de Schindler”, no hubiera tenido en cuenta cómo se iba a proyectar su película y que el abrigo rojo (el único punto de color en toda la película) se viera amarillo o naranja. La sensación que ese momento clave de la película produce en el espectador sería otra totalmente diferente. Por eso es tan importante controlar cómo se reproducen los colores de tus imágenes en cada medio, ya sea impreso o digital. Así podrás transmitir correctamente tu mirada. Y te avanzo desde ya, que una misma foto se verá muy diferente en cada soporte gráfico si su retoque no se ha adaptado expresamente a él.

La palabra clave es: sRGB

En su día te enseñé el mejor modo para calibrar tu monitor y que los ajustes que apliques a las fotos se vean correctamente en cualquier monitor bien calibrado. Sin embargo, si lo que quieres es mostrar tus imágenes en internet, calibrar el monitor no es suficiente para garantizar que los colores se muestren bien. Sólo es el primer paso para asegurarte que las has retocado correctamente.

Pero, dado que no puedes ir a casa de cada internauta para calibrarle el monitor o explicarle la mejor manera de admirar tu trabajo, es necesario adaptarlas al modo más estandard de ver las fotos en internet. O lo que es lo mismo: adaptarlas a los colores que se reproducen de un modo similar en todos los monitores y navegadores.

Aquí es donde entra en juego el sRGB. Bajo estas siglas se esconde el nombre de un espacio de color que resulta común, no sólo a todos los monitores, sino a la mayor parte de aplicaciones. Incluidos, por supuesto, los navegadores de internet (Chrome, Safari, Firefox…). No utilizar este espacio de color provoca el efecto que puedes ver en la imagen que encabeza esta entrada. Los colores cambian radicalmente según el navegador en el que se visualice. (NOTA: no, la imagen no está retocada, sólo he cortado un trozo de como se veía la misma imagen sin aplicar el perfil sRGB en cada navegador. Asusta, ¿verdad?).

Si todas las pantallas pueden reproducir estos colores, ¿porqué no emplear el sRGB para todo? Pues porque la cantidad de colores que se reproducen en sRGB es limitada y en otros medios este espacio de color haría que tus fotos se vieran peor que mal. Cada soporte gráfico tiene un perfil de color adecuado para que las imágenes se vean bien. Y no, no existe un perfil de color standard para todos.

Aprende cómo hacer que tus fotos se vean bien en Internet

A continuación encontrarás un video explicativo de cómo cambiar el perfil de color de tus fotos a sRGB con Photoshop.

Descárgate la acción para Photoshop.

Mi recomendación, además, es sistematizar esta conversión con una acción de Photoshop. Y para facilitarte el trabajo, sólo tienes que pinchar aquí para descargar esta acción e instalarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>