Qué hacer para que tus fotos sean mejores día tras día

_DSF2587

La fórmula mágica para que las fotos de repente sean maravillosas no existe. Lo siento. Es así. Fotografiar consiste en enseñar tu mirada al mundo, no en mostrar un tipo determinado de fotos que esté de moda ni en utilizar un nuevo retoque fotográfico muy popular que con su simple aplicación convierta las fotos en buenos documentos gráficos. Sin embargo, y aunque todo fotógrafo sabe esto, es una idea que no nos recuerdan lo suficientemente a menudo.

Retoques vs miradas

El mundo es el que es. Ni más ni menos. Otra cosa es cómo lo ve cada uno de nosotros. De eso precisamente trata la fotografía. No del HDR, las solarizaciones, las largas exposiciones, la lomography, el oscurecer los bordes de las imágenes o de cualquier otra moda. Sólo trata de miradas. Si tus fotografías no son un reflejo de ti mismo, probablemente no sean interesantes.

Separar los retoques fotográficos de la mirada es imprescindible para mejorar tus fotografías. Los retoques fotográficos son herramientas que te pueden ser útiles para perfilar tu mirada, pero no deben ser el objetivo de tus imágenes. Una vez tienes claro esto, es necesario que te hagas una serie de preguntas encaminadas a dirigir tu mirada fotográfica por el buen camino:

1. ¿Por qué te gustan las fotografías que te gustan?

En varios posts he explicado lo que me gusta fotografiar y que el 90% de lo que fotografio podría considerarse streetphoto. Incluso los fotoreportajes que he hecho siguen este “estilo” fotográfico. Descubrir que ese es el modo en el que me gusta fotografiar no ha sido un sendero de baldosas amarillas. Por el camino han quedado muchas fotografías que, sin ser malas, no me llenaban en absoluto.

Se puede decir que, aunque aún hoy estoy en este proceso,  a base de prueba y error y de analizar las fotos de los “maestros de la fotografía” que admiro, he averiguado parte de lo que me gusta fotografiar. Hoy puedo escribir que los desnudos no me dicen nada, que la fotografía de productos es entretenida porque puedes controlar todo el proceso de creación de la imagen y que la streetphoto y la fotografía de viaje me apasionan. ¿Porqué? Pues porque en estos dos últimos tipos de fotografía es donde más imágenes encuentro que expresan mi modo de ver el mundo.

2. ¿Sabes qué te gusta fotografiar?

No te estreses. Es imposible que tu trabajo guste a todo el mundo. Si miras internet, al parecer sólo las fotos de gatos gustan a todo el mundo. Y no creo que quieras dedicarte a hacer sólo fotos de gatos. Principalmente porque veo difícil ganarse la vida con ello.

Por otro lado hay alguien que conoces bien y a quien podrás contentar. Sí, a ti mismo. Porque tu sabes lo que te gusta. Tomar las fotos que te llenan es la única manera de mejorar tu trabajo. Imágenes que cuando las mires te muevan algo por dentro, que no te dejen indiferente. Paradójicamente, cuando haces algo que te gusta, es más que probable que también guste a otras personas. Pero si lo que haces no te gusta, no llegarás muy lejos.

Yo no entiendo la fotografía de otro modo y por ello, cuando me llega un encargo, siempre aviso del modo en el que me gusta trabajar el tema propuesto. Si lo que me proponen no encaja en mi visión, simplemente no lo hago. No tiene sentido hacer algo que no me gusta, por que se notaría en el resultado final. Y yo quiero ofrecer lo mejor de mi mismo en cada trabajo.

Esto no quiere decir que no se tengan que asumir riesgos. Más bien al contrario, implica que tienes que dejarte la piel tomando las fotos que te gusta tomar. Si son fotos aéreas, subiendo a un avión y tirándote en paracaídas. Si es streetphoto, saliendo a pasear cada día. Si es foto de deportes, afinando la puntería con tu teleobjetivo. Quedarse sentado en casa no es la manera de mejorar. Sólo buscando lo que te gusta e implicándote en ello tus fotos serán mejores.

3. ¿Has buscado tus “situaciones excepcionales”?

Ya te comenté la importancia de que haya una idea detrás de cada fotografía pero esa investigación no es suficiente si antes no has descubierto qué te gusta fotografiar. Porque sólo buscando lo que te gusta fotografiar encontrarás los lugares, situaciones y temáticas donde te sientes cómodo.

Puede parecer una tontería pero cuando conoces estos lugares, situaciones y temáticas, las fotografías surgen más rápidamente frente a tu objetivo. Sin esfuerzo. Y eso se debe a que estás predispuesto a encontrarlas. Porque ya has creado tu espacio temático y visual. Lo que es al fin y al cabo, el lugar en el que se mueve tu mirada.

4. ¿Sabes cuáles son tus fotógrafos de referencia?

¿Cómo he llegado a la conclusión de que la “streetphoto” es el estilo de imágenes que me gusta?, ¿y a que me interesa Japón? ¿y a que me fascina el blanco y negro muy contrastado y con mucho ruido?

Analizar qué tienen en común las imágenes que despiertan mi mente ha sido una buena manera de descubrir el camino que quería que siguiesen mis fotografías. Si quiero que mis fotos algún día se parezcan a las imágenes que me gustan, habrá que estudiarlas ¿no?

Así que, si aún no sabes cuáles son tus fotógrafos preferidos ni el porqué lo son, ya estás tardando en ponerte a descubrirlo. Tus imágenes te lo agradecerán. No puede haber nada mejor que aprender de quienes admiras. Mis fotos, aunque no llegan a su altura, no serían lo mismo sin las de Cartier-Bresson, Alex Webb, Costa Manos, Robert Frank, Daido Moriyama, Cristina García Rodero… y tantos otros maestros de la fotografía a los que admiro y envidio por igual.

Y no te quedes ahí. No, no analices sólo los fotógrafos que admiras, sino todo aquello que te interesa y es susceptible de ser una influencia directa en tus creaciones. Por ejemplo, ¿ya sabes cuáles son tus 15 influencias por excelencia?

Conclusión

En resumen, si quieres que tus imágenes sean mejores día a día, empieza por hacerte estas cuatro sencillas preguntas y, si no lo has hecho aún, a crear tu espacio temático y visual.

No es un camino rápido ni sencillo pero sí es el mejor modo de que tus fotos salten a otro nivel de calidad y de que encuentres más fácilmente lo que quieres captar con tu cámara. Porque hacer fotos sin ton ni son, sólo te llevará a tener una cantidad enorme de imágenes con las que llenar discos duros y que muy dificilmente te harán mejorar como fotógrafo.

1 Comments

  1. Pingback: Qué hacer para que tus fotos sean mejores imágenes algún día

Cerrado a los comentarios