Fotografía con el móvil (parte 1)

LgoptimusComo aquí hablamos de fotografía, no podíamos pasar por alto que los móviles de hoy en día, entre muchos otros cachibaches, también incluyen una cámara. Ni que las compañías, en su lucha por crear el “gadget perfecto”, intentan mejorar cada nuevo modelo con cámaras más potentes. Sinó que se lo pregunten a los chicos de Nokia y al sensor de 41Mb (sí, 41) que han instalado en el nuevo nokia 808.

Pero, ¿puede un teléfono sustituir nuestra cámara? Para mi la respuesta es clara y rotunda: a día de hoy no.

Por mucho que se empeñen los señores de Apple en mejorar la cámara de su terminal, o que los de Polaroid inventen híbridos de  cámaras con android; aún les queda mucho para llegar a las prestaciones de una réflex y de algunas compactas. Y sí, estoy de acuerdo con Annie Leibovitz con lo de que los teléfonos son las nuevas cámaras instantáneas. Pero nada más allá de eso. Porque aunque sus cámaras són prácticas (siempre están a mano), no ofrecen ni la calidad ni el control suficiente. No por el momento.

Sin embargo, los nuevos teléfonos con cámara han conseguido algo impensable: convertir la fotografía en un acto social diario. Antes, como mucho, enseñábamos las fotos de nuestros viajes a los amigos que venían a casa. Ahora lo fotografiamos absolutamente todo. La comida, nuestras mascotas, dónde estamos, la ropa que hemos comprado, las uñas que nos hemos cortado… y ¡alehop!, lo subimos a nuestras redes sociales. Y aquí es donde el gran mercado de los móviles con cámara ha visto nacer su cielo. Compartir con los contactos de facebook y twitter nuestras vivencias es algo a lo que no llegan las reflex ni las compactas. Ni lo buscan, pues su nicho de mercado es muy diferente.

Aunque, desde mi punto de vista, es precisamente esta inmediatez  la que provoca que muchas de las imagenes tomadas con un móvil no tengan el más mínimo valor estético. No me malinterpretéis, seguro que también se puede obtener una buena foto con un teléfono. Una buena fotógrafa como Annie sin duda lo conseguirá. Eso sí, con mucho más esfuerzo que con una réflex, pues sus opciones y calidad óptica son infinitamente mejores. Por decirlo llanamente: por algo las reflex tienen tantos botones. Hacer un bonito bokeh o un “filé” son impensables con un teléfono.

No os creáis con esto que no utilizo la cámara de mi móvil. Al contrario, complementa mi réflex. Con el móvil cubro mi actividad en los “social media”, y con la reflex disfruto de la fotografía y me tomo mi tiempo para componer las imágenes que quiero capturar. Dos aspectos muy diferentes que hacen impensable sustituir mi cámara por la del teléfono, y viceversa.

Y vosotros ¿cómo utilizais la cámara de vuestro teléfono?

3 Comments

  1. Javier I. Sampedro

    La forma en la que los móviles han introducido la cámara y con el tiempo haciendo mejoras, nos permite compartir las cosas de forma más inmediata, un buen complemento para los que disfrutamos de la fotografía. Donde esté una reflex, que se quite lo demás.

    Cierto que a veces he aprovechado fotos sacadas con el móvil para ilustrar algunos de mis posts en el blog. Cachitos que compartir cuando no tengo mi cámara a mano.

    En el día a día, siempre hay algo que me llama la atención y con el móvil encima, es un instante.

  2. Pingback: Fotografía con el móvil (parte 2) | SALIENDODEMI

  3. Pingback: Instagrafic: Imprime tus fotos de Instagram desde el móvil | SALIENDODEMI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>