Fuji Finepix X100: Análisis (2ª Parte)

Bueno, en medio de estos días que están siendo especialmente movidos, por fin encuentro un momento para continuar con nuestro análisis de la Fuji X100. Esta vez vamos a ver cómo responde la cámara a la hora de la verdad.

Normalmente siempre disparo en RAW, el mejor formato si después vamos a editar las imágenes. Excepcionalmente, las tres últimas imágenes de este post han sido tomadas en jpg y, para verificar la calidad de la lente, ninguna ha sido retocada.

Así que vamos a encender la cámara… 1, 2, 3, 4… 7, 8… y hasta 10 segundos puede tardar la cámara en estar plenamente operativa para disparar. Teniendo en cuenta que con mi réflex el tiempo entre encendido y disparo es de 1 segundo a lo sumo 2 segundos, no acabo de entender porqué se demora tanto en encenderse. Pruebo en modo “reposo” y la cosa no mejora mucho: el tiempo de encendido sólo se reduce en un par de segundos. Mmm… formateo la tarjeta de memoria de 16GB clase 6 y voila! La cosa cambia bastante: 4 segundos en estar lista para disparar y se despierta del modo reposo en 3 segundos.

Como seguramente ya sabréis, el visor de la cámara es híbrido. Es decir, que podemos alternar entre visor digital u óptico. Un verdadero lujo esto de poder mirar a través del visor y no de la pantalla. Lo que quizás no sepáis es que la cámara viene preconfigurada para que una vez tomada la fotografía ésta se muestre durante 1,5” en el visor óptico. Esto me ha gustado mucho ya que permite verificar el resultado de la toma, pero tiene un grave inconveniente: durante ese 1,5″ perdemos de vista el mundo, aunque, eso sí, no la posibilidad de tomar otra imagen. Así que tras unos días perdiendo imágenes he  desactivado esta opción.

El disparador es bastante rápido pero si tomamos muchas imágenes seguidas la cámara tarda varios segundos en grabarlas en la tarjeta y, consecuentemente, se demora en mostrarlas en la pantalla al cambiar al modo de “visualización”. Supongo que estaréis pensando: “¡Pero qué es esto! ¡Si las cámaras hoy en día casi pueden volar!” Solo diré que espero que mejores la velocidad de grabado de las imágenes en la targeta  en futuras versiones del firmware.

La máquina es totalmente manual aunque podemos automatizar varios parámetros como por ejemplo el enfoque. ¡Y menos mal! porque el enfoque manual es horrible. Lento y sin chivato de confirmación de enfoque. Para mi es inutilizable. Eso sí, en cuanto empezamos a disparar en cualquiera de los dos modos de enfoque automático (AF-S o AF-C) y a ver los resultados, las pegas desaparecen por completo. El enfoque responde bastante bien y la nitidez y luminosidad del objetivo son simplemente espectaculares. Además, el diseño externo de la cámara provoca un efecto inverso al que se consigue con una reflex. Me explico: al sacar la réflex la gente aparta la cara porque se siente “encañonada por el objetivo”. En cambio con este modelo no han sido pocos los que se han quedado mirando la cámara fijamente. Un gran qué para los amantes de la “streetphoto”. Si a eso le añadimos que dado que la cámara es absolutamente silenciosa puede utilizarse sin que el fotografiado lo perciba. Capturar varias tomas de una situación sin que el fotografiado se mueva y estropee nuestra fantástica composición alertado por el sonido de la cámara, es más fácil que nunca.

Un consejo: el visor tiene un pequeño desfase con el objetivo, así que si no queréis tener margen de error al enfocar tenéis que activar la opción “Cuadro AF Corregido”. De este modo aparecerá un segundo visor en la pantalla que confirmará el enfoque correctamente.

 

Y para finalizar el post de hoy hablaremos de los tres modos de simulación de película que ofrece la cámara: Provia, Astia y Velvia. Las tres famosas películas que Fuji ofrece en modo analógico. Os dejo una muestra para que veáis las diferencias:

La cámara incluye varios modos más de película en blanco y negro, pero a mi modo de ver son totalmente anecdóticos pues siempre podemos hacer este cambio en el programa de retoque. Personalmente me gusta la simulación de película Provia porque, al ser la más neutra, encaja mejor con mi modo de retocar. Aunque debéis tener en cuenta que si disparáis en Raw perderéis la simulación de película, que sólo funciona en formato jpg.

Para el próximo post hablaremos del punto fuerte de esta cámara: el rendimiento a sensibilidades altas y en malas condiciones de luz.

4 Comments

  1. Sergio Blanco

    Felicitaciones por la página y tus comentarios.

    Lo que no tengo en claro es cuando coloca un filtro polarizador por ejemplo (se requiere un anillo adaptador) se necesita realizar una compensación de exposición?

    Motiva porque desconozco si el fotómetro de la X100 mide la luz a traves del objetivo como en las reflex o mide de la misma forma que las telemétricas tradicionales el cual se abre los pasos indicados por el filtro.

    Gracias
    Sergio.

    1. saliendodemi

      Muchas gracias Sergio:

      Cuando pones un filtro polarizante en la X100 la luz que captura la cámara se reduce y consecuentemente tienes que hacer una compensación de exposición. Eso sí, el fotómetro de la cámara se adapta automáticamente a la nueva situación lúminica al instalar el filtro y te indica aproximadamente qué parámetros hay que cambiar para conseguir una exposición correcta.

      Supongo que lo preguntas porque la X100 dispone de un visor híbrido [uno como el de las réflex (a través del objetivo) y el otro como el de las telemétricas]. Pues la medición de luz es como el de las réflex: a través del objetivo.

      Espero haber aclarado tus dudas.

      Saludos

  2. Sergio

    Hola, como estás?

    Me decidí por un filtro protector DHG para usarlo en forma permanente, pues me explicaron que conviene el DHG pues el sensor al ser reflectante, al recibir la luz, en parte lo va a reflejar hacia el filtro y una parte va afuera y otra parte refleja nuevamente hacia el sensor generando “flare” y otros reflejos.

    A diferencia de las camaras de película, al ser opaca absorbe toda la luz sin reflejar nada. Los filtros comunes van perfectamente, y en el digital no.

    Sabías de esto?

    Ahora viene lo complicado:
    De los polarizadores circulares, me ofrecieron el de DHG y el comun, y que si le pongo el polarizador comun encima del protector DHG, va a andar bien. Pues el polarizador DHG son caros.

    Que opinás de esto?

    Muchas Gracias.

    1. saliendodemi

      Hola Sergio:

      Sí, sabía lo de los filtros para digital. Y te avanzo que, aunque en algunos objetivos no se producen reflejos interiores aunque le pongas un filtro que no sea específico para digital, en la fuji X100 sí que se produce el efecto flare. Y te lo digo con conocimiento de causa porque me llevé un filtro digital antirreflectante erróneo y tuve que volver a la tienda.

      Mmm. Yo suelo poner un filtro cada vez. Es decir, si quiero usar un polarizante quito el UV. ¿Porqué? Pues porque contra más filtros pones menos luz llega al sensor de la cámara, más posibilidad de que quede suciedad en la imagen y que disminuya la calidad de la captura. Igualmente pienso que si te gastas un dineral en una buena cámara o en un objetivo, no es para ponerle un trozo de cristal encima sino un buen filtro que no degrade la imagen. Así que botaría por el polarizante DHG aunque toque ahorrar un poco más.

      Espero haberte ayudado!

      Por cierto, ¿ya te llegó la Fuji X100 negra? Lo digo porque creo recordar que la edición negra ya te venía con el filtro UV, el adaptador y el parasol.

      Ya tengo ganas de ver tu experiencia con la nueva cámara.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>