Fuji Finepix X100: Toma de contacto (1ª Parte)

Como ya os comenté en el post en el que os enseñaba el anuncio de la Fuji Finepix X100, tenía pensado hacerme con esta cámara. ¡Aunque no creía que fuera tan pronto! Y es que parece que los reyes magos se han adelantado y me han sorprendido con este regalo inesperado. ¡Mil gracias!

 

Aún no he tenido oportunidad de dedicarle todo el tiempo que se merece, pero conforme lo vaya haciendo subiré mis impresiones sobre este oscuro objeto de deseo cuya llegada se vio retrasada por los acontecimientos ocurridos en Japón el pasado 11 de marzo.

Pero será mejor que entremos en materia. Lo que primero llama la atención de la Fuji Finepix X100 es su aspecto retro o vintage sin lugar a dudas. Una apuesta más que interesante de los chicos de Fuji. Debo confesar que he vuelto a sentirme como cuando sacaba a pasear a mi Yashica FX-3 Super 2000. Sí, ya sé que la presentación de la cámara no es lo que hace las fotografías, pero tranquilos, avancemos poco a poco.

Por supuesto, la cámara viene sin ningún accesorio. Y tal y como expliqué en su momento sacar a la calle una cámara sin filtro protector ni funda resulta arriesgado. ¡¿Quién quiere volver a casa con una ralladura en la lente?! Así pues lo primero es lo primero: ir en busca de los accesorios que van a proteger nuestro instrumento de trabajo.

 

Cual ha sido mi sorpresa al descubrir que el suministro de accesorios para esta cámara aún no está normalizado. Ha sido francamente difícil encontrar alguno de sus complementos. Aunque no imposible. Lo primero que localicé fue la funda. Y no os penséis que fue en una tienda especializada. ¡Qué va! Como no la encontraba en ninguna tienda mi desesperación me llevó a llamar al teléfono de información de la Fnac y cual fue mi sorpresa cuando me dijeron que estaba disponible en el centro comercial de las Arenas “¡Cómo! ¿Cuánto ha dicho?”. Sí, el precio de la funda es de 99 €, el mismo que un objetivo 50mm 1.8 de canon. Pero en cuanto la tuve entre mis manos fue imposible pensar en otra funda. Piel marrón de primera calidad, con costuras a la vista y que se adapta a la cámara como un guante. Sólo hizo falta imaginarme cómo va a envejecer el material para acabar de decidirme.

 

En cambio, lo más importante, el filtro protector fue otro cantar. Para poder instalarlo hace falta un anillo adaptador y el original de Fuji aún no está en ningún comercio. Así que he tenido que acudir a un clónico de JJC. El color es ligeramente diferente al original pero casi no se aprecia, cuesta la mitad y también viene con un parasol. ¡Peeeero! Siempre hay un pero, al poner la rosca adaptadora y el filtro, la funda de piel dejó de encajar tan bien. ¡Qué se le va a hacer! Prefiero tener la lente protegida a que cierre perfectamente.

 

Y por último le he puesto un protector al lcd de GGS 7D, que son rígidos, fáciles de poner y muy resistentes. ¡Ya está! No con poco esfuerzo pero la cámara ya está tuneada y lista para salir a la calle a comprobar si por dentro luce tan bien como por fuera.

Nos vemos en el próximo post con las primeras imágenes tomadas con este monstruo de cámara.

6 Comments

  1. samotracio

    Hola, al poner la funda con el adaptador y el filtro, y al ir tan justa, ¿no te da miedo que se acabe por estropear el objetivo de tanto abrir y cerrar la funda?

    Saludos

    1. saliendodemi

      Hola Samotracio,

      Pues realmente no. Porque aunque sí que va justa, donde roza la funda es en el filtro, no en el objetivo. Así que es más probable que se acabe estropeando el interior de piel vuelta de la funda que no el objetivo o el filtro.

      Saludos!

    1. saliendodemi

      No me parece una mala opción Samotracio. Eso de que además de la cámara puedas llevar un par de cosas más en la mochila está bastante bien. En cuanto al parasol, yo si no lo llevo puesto, lo suelo guardar en un bolsillo, ya que ocupa poco. La única pega que le veo a la Blackrapid es que no sé si será cómodo o no que la cámara se ancle a la funda por la tuerca donde se inserta el trípode. Ya me explicarás qué tal. ^_^

  2. Samotracio

    Pues la pedí el viernes y ayer lunes ya la tenía en casa¡¡¡

    La verdad es que me gusta mucho, hay varias opciones para llevarla.

    Una de ellas es la que comentas, lleva una tuerca que encaja donde se pone el trípode, y de ahí sale una cinta que se engancha en la bandolera de la bolsa; así puedes sacarla, afotar y dejarla colgando…

    Aunque si no te es practico, quitas la tuerca y ya esta, la usas como una bolsa normal.

    El único pero es el precio, con los portes se pone en 60€. Es de una especie de nailon de buena calidad, pero ni punto de comparación con el cuero de la funda de Fuji.

    En resumen, es mas practica que la tuya, pero no tan bonita ;-)

    Saludos y hasta otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>