Dos pompas de jabón

Domingo en el parque de la ciudadela de Barcelona

El pasado domingo, mientras reflexionaba sobre cómo mejorar mi equipo fotográfico (cuestión a la que llevo ya tres meses dando vueltas), topé por casualidad con una jauría de niños que jugaban a explotar pompas de jabón. Y mientras ellos corrían de un lado al otro, saltando y riendo como si nada importara más que aniquilarlas antes de que tocaran al suelo o se desvanecieran en el aire, tomé una decisión. Una semana después, soy consciente de ella. ¡Qué se le va a hacer! Algunas decisiones son de revelado lento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>