Colección de ventanas

Hoy os traigo uno de esos antes y después que tanto me gustan. Concretamente una colección de ventanas capturadas en Dublín (Irlanda). ¿Qué me llamó la atención de esta imagen? Pues, además de sus lineas rectas y su orden compositivo, que contra más observaba las fachadas más parecían éstas devolver mi mirada multiplicada por 100. Y me sentí pequeñito ante semejante perspectiva ¿Quién nos observará tras los cristales?  Éstas reflexiones sobre la realidad son una de las muchas razones por las que esto de la fotografía engancha.

Pero por supuesto, lo que vi y que os muestro como primera imagen de este post, no es exactamente lo que captó la cámara:

3 Comments

  1. Sejj

    Es curioso. Ves un collage de ventana y no puedes evitar sentirte observado. Es el síndrome del fotógrafo antropocéntrico. Como sabes que estás observando extrapolas esa acción al mundo que te rodea, siento tú objeto de una imagen inventada para la ocasión.

    ¿Cuántos megapixels tendrán las cámaras de esos invisibles?
    ¿Los suficientes para capturar al observador observado?

    Esperemos que no.

    Little bye!

    1. saliendodemi

      Pues sí, tienes razón, el simple hecho de ser un “ántropo” nos impide quedarnos impasibles ante cualquier realidad que nos toque de alguna manera. Incluso nos lleva a reconocer rasgos humanos en paisajes inanimados. ¿Los nuestros?: tal vez.

      En cualquier caso, tu comentario me provoca otra reflexión: ¿Cuántas interpretaciones se pueden hacer de una fotografía cuando ya ha sido tomada? ¿Cuántas se reinterpretan después de una captura sin conciencia exacta de lo que se fotografiaba?

      Mmm… En cualquier caso: gracias por tu comentario Sejj

      Mmm… definitivamente: gracias por tu comentario Sejj

  2. Sejj

    Normalmente no escribo comentarios inspirados en el anarquismo ortográfico del dadaísmo. Todas esas contradicciones y faltas ortográficas se deben más a la tecnología que a un servidor. Más a teclado ajeno que a teclado propio.

    Una vez defendido mi honor sólo decir que, aunque he descubierto este blog tarde, me tomaré el lujo de volver a pasarme.

    Eres el primer bloguero renacentista que conozco. No quiero perderme eso.

    Little bye!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>