John Hawkes (1925-1998)

portada-libro161Cómo llegan los libros a las manos de uno siempre es un misterio. Estoy seguro que vosotros también os habréis encontrado alguna vez con un libro de un autor totalmente desconocido entre las manos, y que éste, más que ninguno antes, os ha sorprendido con su prosa y su historia. Supongo que ya imaginaréis por el título del post que esto mismo es lo que me ha pasado con John Hawkes.


John Hawkes
fue un escritor americano post modernista. De estos que hacían metaliteratura. O lo que es lo mismo: de los que inventaron un mundo con su prosa. Un mundo más allá de lo que el gran público conoce por “literatura”. Vamos, un artista de la escritura. Entendiendo artista, y bien alto, como artesano.

La Novela objeto de comentario en este post, y con permiso de sus otras diecisiete obras, es Death, Sleep and the Traveler. Por desgracia esta obra no ha sido editado en España (o al menos no aparece en la base de datos del ISBN), aunque si ha sido editada en otros países. Yo concretamente he tenido la oportunidad de leer su edición francesa: La mort, le sommeil et un voyageur.

Su estilo es característico: no existen los capítulos, sólo una sucesión de párrafos separados por un asterisco, la historia no es más que una sensación del narrador-protagonista, y los diálogos -nunca banales- se enredan con los pensamientos del protagonista de forma deliciosa. Porque aunque si bien es cierto que llega un momento que uno no entiende el triángulo ¿amoroso? entre sus personajes, que los personajes no son más que tres caras del protagonista, y que uno no deja de preguntarse dónde querrá llevarnos Hawkes; su lectura no decepciona (si te gusta la buena literatura).

Lo mejor:

  • La ausencia de tiempo, de espacio y hasta casi de historia. Elementos los tres  que, paradójicamente, construyen la trama.
  • El nombre del protagonista (Allert), con el que Hawkes llama la atención al lector para que no se despiste de su historia.

Lo peor:

  • No poder disfrutar de ella en castellano.
  • A veces la historia es demasiado fragmentaria.

3 Comments

  1. Fran

    Este comentario definitivamente llega muy a destiempo. Veo que el post fue publicado en el 2009 y quizás ya haya sido olvidado. También veo que el blog sigue activo y tengo la esperanza de que, de todos modos, ésto sea leído. Justamente, lo que me trajo hasta acá fue la búsqueda de información sobre John Hawkes. Ayer compré este mismo libro que estás reseñando, traducido al castellano. Es una edición vieja (1975) de Editorial Sudamericana (editada en Argentina). Lo compré sin saber de quién se trataba, confiando ciegamente en el prestigio de la editorial, en la descripción de la contratapa (aunque es una verdad que las contratapas mienten, o al menos exageran), y (por qué no decirlo) por tener un precio irrisorio (5 pesos).

    Mi sorpresa fue que buscando sobre el autor en general y el libro en particular, muchos coinciden en hablar bien de ellos. Todavía más contento de mi compra estuve cuando vi que éste autor se ubicaba dentro de un grupo de escritores afines, entre los que estaba Thomas Pynchon, autor del que leí 3 muy buenas (y difíciles, y densas, y monstruosas) novelas.

    Saludos…

    1. saliendodemi

      Buenas Fran:

      Aunque el post es de 2009, saliendodemi sigue muy vivo. ¡Y espero que por mucho tiempo! ^_^

      Me sorprende lo que comentas de la edición en castellano. Llevo tiempo buscándola pero no hubo manera. En cualquier caso, creo no equivocarme al decir que “La muerte, el sueño y un viajero” te será toda una experiencia. No sé si tan densa como Pynchon, pero lo que sí tengo claro es que Hawkes no es apto para todos los paladares.

      Con ganas de leer tus impresiones de la novela:

      Saludos y muchas letras!

  2. Guille

    Yo lo compré por una página de remates en Argentina, hace muy poco, justamente la retomé esta semana y su lectura es como una ensoñación, esta muy bien escrito, el ritmo y las imágenes que utiliza son geniales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>