A los que viven

Dice la sabiduría popular que “El tiempo te cambia la vida”, pero yo no estoy de acuerdo con eso. En mi opinión lo que hace que nuestras vidas cambien son las decisiones que tomamos, no el paso del tiempo. Sí, avanzamos por las decisiones que tomamos y aunque tomar una decisión no sea fácil. Porque porqué nos vamos a engañar, nunca lo fue.

Decidir. Nuestras decisiones deberían llevarnos a hacer todo aquello de lo que vayamos a estar orgullosos. Y poder decir así un día: “Sí, yo lo hice”. Y no estoy hablando de hacer puenting, mucho turismo o de una fiesta en un castillo. No, nada de esos entretenimientos. Estoy hablando de esas decisiones, de esas acciones que te convierten en quien realmente eres. Hablo de iniciar una vida en Canada, de irte a vivir con tu pareja, de acabar un doctorado en Milán, de trabajar integrando a minorías. En fin, lo que es, al fin y al cabo, implicarse en esta tiovivo incierto y raro al que llaman vida.

Tiovivo

VIVIR, con mayúsculas, para estar orgulloso de haber vivido, de haber aportado algo a la vida en este mundo, de hacer que el mundo nos reconozca, a todos y cada uno de nosotros, por nosotros mismos, como parte de un todo y como entes individuales.

Os preguntaréis el porqué de todo esto. Sí, parece ser que todo tiene que tener un porque hoy en día. Pues bien, hoy, “todo esto” es simplemente porque es hoy. Y hoy, como siempre, estoy orgulloso de aquellos que VIVEN con mayúsculas para crear su propia historia, orgulloso de todos los que se implican en la vida para avanzar donde les lleven sus decisiones.

Hoy, este post es para todos mis amigos, para todas las sillas de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>