Douce France

De aquí a unas pocas horas vuelvo a los orígenes. Vuelvo a Francia, a ese dulce rincón del sur que me vio nacer, a ver a mi gente. No, no nací en el sur de Francia (al menos no la primera vez) y no, no voy a París. Pero es que por suerte y a pesar de muchos, Francia no es sólo París. Aunque el centralismo del gobierno se empeñe en lo contrario y el cine promocione últimamente el norte de Francia, el sur es de los sitios más bonitos que he visitado (y en el que he vivido).

Mañana fotos del sur, pero hoy, para contentar a los románticos y adictos a París, la foto es para la Tour Eiffel. Porque que me guste el sur de Francia y no veere a aquellos que sólo idolatran la ciudad de la luz, no implica que deje de lado el encanto que destila la capital de la República.

Douce France, cher pays de mon enfance…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>